17 de June de 2024

La memoria es un bolsillo descosido que se va deshilachando
se toma su tiempo pero al final se desarma
y se transforma
y entonces lo que no fue parece haber sido
y lo que fue es, simple y llanamente, olvido.

La memoria se corta, se cierra sobre sí misma
ausente de puntos de referencia
la sonrisa es apenas la sonrisa
y la mano en el aire es el adiós
nada que reprocharle al futuro
ni cambiar siquiera la definida estrategia.

¡Qué venga la muerte, de una vez, que venga
dejémonos de contemplaciones estériles
y abonemos la tierra para el luminoso despertar!

¡Que venga la muerte y me lleve a las tierras
del mañana
que hoy parece que el tiempo se acaba y yo
por más que he hecho esfuerzos
en realidad nunca he hecho nada!

Apenas memoria tibia, dulce, inesperada
memoria fiel, inacabada.

About Author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *