17 de June de 2024

Las figuras retóricas son construcciones que existen en el imaginario de las personas, funcionando en distintas instancias como la literatura, el habla cotidiana, el mundo laboral, la publicidad, etc. (Lakoff y Johnson, 2004).

Cuando ingresamos a buscar el sentido de las figuras, encontramos una larga lista de opciones de expresión. Eso significa dos cosas: que puede aparecer más de una figura en una determinada expresión, y que las posibilidades de ser interpretadas es vasta.

En esta oportunidad, compartiremos algunas definiciones y ejemplos breves de las principales figuras retóricas. Como la lista es larga, se recomienda poner CTRL+F, para buscar la palabra clave a indagar.

Si tienen dudas sobre términos propios de los estudios de las lenguas, pueden revisar el glosario que estamos preparando.

Figuras retóricas de uso frecuente

Aliteración:
Es la repetición de sonidos en uno o más versos:
a) “El al farero a filaba su al fil”.
b) “Le o frecemos un desagravio para esta a frenta”.

Figuras retóricas de uso frecuente

Anáfora:
Es un tipo de repetición, ubicada en el inicio de dos o más versos:
Por ejemplo:
a) ” Tu verdad, ese gusanito sin rostro y sin castigo.
Tu verdad, aquella muestra de mezquina ingratitud.
Tu verdad, ese monstruo de indiferencia y pena”.
Nota:
No se debe confundir con la anáfora como referente gramatical, ya que allí se trata del reemplazo de un término ya mencionado antes, a través de una o varias palabras (por ejemplo, “Luis fue muy amable. Él fue criado con valore”).

Figuras retóricas de uso frecuente

Antítesis:
Expresa la presencia de opuestos. Sin embargo (a diferencia del oxímoron), no evidencia contradicción entre estos.
Por ejemplo:
a) “Por la noche hizo frío; y en el día calor“.
b) “Yo lloraba y tú reías”.

Figuras retóricas de uso frecuente

Asíndeton:
Es la eliminación de nexos. Su opuesto es el polisíndeton.
Por ejemplo:
a) “Comieron pavo, panetón, champagne”.
b) “Subió cerros, montañas, picos”.

Figuras retóricas de uso frecuente

Hipérbaton:
Corresponde a un cambio del orden habitual de las palabras.
Por ejemplo:
a) “Desde atrás me miraba él” (Él me miraba desde atrás).
b) “Quiero carne y con arroz más” (Quiero más carne y arroz)

Figuras retóricas de uso frecuente

Hipérbole:
Es una exageración. A menudo se utiliza para expresar la intensidad de las emociones.
Por ejemplo:
a) “Apuesto a que le ganas a un elefante”.
b) “Tu grito llegó hasta Groelandia”.

Figuras retóricas de uso frecuente

Metáfora:
Corresponde a un reemplazo o equivalencia de sentido entre dos términos de distinto campo semántico. Se puede representar con la relación “a es b”.
Por ejemplo:
a) “Las dos luces de tu rostro se apagaron cuando lo vista con otra”.
“Luces” (a) reemplaza a “ojos” (b).
b) “Él es un ratón asustado”. “Él” (a) es equivalente a “ratón asustado” (b).
Nota 1:
Cuando un término sustituye a otro, se denomina metáfora pura. En cambio, cuando ambos términos aparecen, corresponde a una metáfora impura.
Nota 2:
Culturalmente, la metáfora puede expresar valores positivos o negativos, de acuerdo con el espacio (v.g. arriba es bueno y abajo es malo).

Figuras retóricas de uso frecuente

Metonimia:
Figura similar a la metáfora, ya que expresa una relación “a es b”, reemplazando un término por otro. Sin embargo, existe una relación entre ambos términos.
Por ejemplo:
a) “Robaron un Van Gogh del museo”. Se usa al autor (Van Gogh) en lugar de la obra (el cuadro).
b) “Te vi llegar a la universidad en un fierrazo”. Se habla del material (fierro) en lugar del objeto (automóvil).
c) “Tómate una copa de vino”. Hace referencia al contenido (vino) en lugar del continente (vidrio o cristal).
Nota: algunos autores consideran que la relación parte/todo corresponde a un tipo de metonimia. Sin embargo, este caso será considerado como sinécdoque.

Figuras retóricas de uso frecuente

Polisíndeton:
Es la repetición innecesaria de nexos. Se opone al asíndeton.
Por ejemplo:
a) ” Ni bueno, ni guapo, ni atento”.
b) “Quiero chocolates y caramelos y alfajores”.

Figuras retóricas de uso frecuente

Repetición:
Figura que consiste en el uso libre y reiterativo de un mismo término.
Por ejemplo:
a) Era aplicada y buena; sutil y buena; hermosa y buena.

Figuras retóricas de uso frecuente

Símil:
Es una figura que sirve para establecer una relación analógica (de parecido) entre dos términos. Se suele expresar con la relación “a es como b”.
Por ejemplo:
a) “Tus ojos son como dos luceros”.
b) “Tus manos son como algodones”.
c) “Tu boca aparece cual manjar”.

Figuras retóricas de uso frecuente

Sinécdoque:
Es una variante de la metonimia, utilizada para expresar una relación parte/todo o todo/parte.
Por ejemplo:
a) “Perú ganó el Mundial de fútbol”. Se considera a todo el país (todos los habitantes), en lugar del equipo de fúltbol (los jugadores y el cuerpo técnico).

About Author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *