17 de June de 2024

Pasos, pesos, pisos, posos, puso…, por Sergio Schvarz

0

Man Standing on the Curve of the Jetty.

Un paso, otro paso que pasa y pasa
mecanismo del andar/ automatismo
un perfume que pasa y deja su estela como un imán
me doy vuelta y ya no estás
una fugaz visión/ ilusiones de los sentidos
la receta no está en la farmacia del barrio sino
ya saben: receta verde, dicen que
un paso, otro paso, todos los pasos pasan
y no estás
los perros ladran, histéricos y solidarios
hay algo que los molesta/ quizá sea yo, já

un paso, otro paso, pasa que pasa otro paso
y algún medio paso a contrapaso por la vereda rota
una mujer joven me dice Jesús te espera
e intenta convencerme de que el reino está al alcance de la mano
sobre la esquina de Pérez Gómez y Quintas Forst:
templo de los seguidores de la última cena de dios/ ¡dios!
y judas Iscariote lavándose las manos, ¿o no antecedió a Pilatos?
entre la traición y hacerse el desentendido, qué

Un paso, otro paso y un pozo, negro, donde Onetti desarrolló
la cuerda del ahorcado
y medio jugando
cayeron cabezas y brazos/ de ambos lados del charco
y desenterramos después algunos vestigios de la ignominia
para demostrar la existencia del Terrorismo de Estado
pero pasan los pasos y se sienten los pesos pesados
los pesos sobre la espalda y los pesos que sostienen espaldas
políticas/ espaldas anchas hasta que algo no las hace sostener
y caen caen caen/ parece que no pero caen, caen, caen
se guardan de no decir nada y su nariz se muestra altiva pero
caen, caen, caen

Un paso, otro paso, estoy más cerca de la nada
de la trompa
de la ilusión óptica:
todo reluce y suplica vuestra mirada
¡mirad! ¡mirad allí!
¿no son bellos los geranios en verano?
y me dirás que es cicatrizante para la piel
y que se recomienda —te la recomendaron—
para el tratamiento del acné —y que es espantoso, por cierto, sufrías en la adolescencia, el penetrante olor te persiguió como la cola de un cometa—
pero dale con hacer un poema de aquí, de tanto y tan poco

y un paso y otro paso y otro que puso piso
porque si dentraban en tomar alcohol
—que las noches de verano tienen esas cosas de la cerveza
o el ron—
mejor que los agarrara con algo en el buche
no sea que se embuche y ya no luche y quede pal estuche
porque hay que luchar hasta cuando no se lucha
porque si se ronca que se moleste al patrón.

Un paso y otro paso que el perro no me deja pasar
está de acuerdo con la propiedad privada y no hay manual que pueda hacerle cambiar
de opinión
grrr que rabia la rabia/ que impotencia la potencia en decenas de herzios
y entonces ¿qué?/ respirar hondo, contar hasta diecisiete (por las dudas)
mirar al costado/ aspirar el aire que viene de la rambla
y decir:
está bien
de ahora en adelante voy a satisfacer
los deseos de los demás, já.

Dejaré de existir como entidad especial, única
careceré de voluntad específica
me despeinaré todas las mañanas para sacarme los sueños
de encima
porque me están diciendo que yo
que no
que algo no sé qué, y…

Dejaré de existir con mis ansias, me convertiré
en autómata
lo que sea que sea, seré

en el medio aparecerán imágenes a colores que indicarán
el camino
y tú no tendrás más remedio que calzarte las sandalias que te quedan cómodas
y seguir.

Seguir es el destino
seguir es la determinación
nada puede detener la circunscripción
de la vida.

De todas formas hay un convencimiento inútil:

la nada borrará toda
ilusión,
finalmente.

About Author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *