2 de March de 2024

¿Qué vemos cuando estamos frente a las series de Disney? Una mirada a la discriminación y la recuperación de la identidad afroamericana en The Falcon and the Winter Soldier

0

Hace algunas semanas, ofrecí una pequeña entrega sobre las series de Disney, dedicada a la salud mental en WandaVision. De hecho, así como nuestra época pone de manifiesto una oportuna mirada a lo que ha ocurrido con el equilibrio psíquico de muchas personas en el proceso de cuarentena, aislamiento y pérdida de nuestros seres queridos, la segunda serie, dedicada a los personajes de Marvel, hace hincapié en otros temas contemporáneos: la discriminación y la recuperación de la identidad afroamericana en The Falcon and The Winter Soldier.

Debo adelantar un detalle importante: si bien el móvil que se desarrolló en WandaVision fue totalmente congruente y protagónico (la protagonista perdió a sus seres queridos, pasó por un proceso de negación y desarrolló un profundo cuadro homologable a la esquizofrenia), la historia de Sam Wilson pasa por una serie de aristas mucho más discretas, matizadas con geniales escenas de acción, en las que participan y se comprometen distintos arcos de personaje (Bucky, Barón Zemo, Sharon Carter y Jhon Walker), desarrollados escrupulosamente en cada momento y coordinados con tanta suficiencia que opacan el arco de personaje del nuevo Capitán América.

Sam Wilson es un personaje que pasa por una negación profunda, iniciada en Avengers Endgame: el Capitán América le entrega su escudo y su seguidor escogido declara que parece de otra persona. Si bien parece una promesa de asunción, el anticlímax de regalar el escudo al gobierno en el primer capítulo solo se salva con el conflicto inmediato contra los Flag Smashers y su lidereza Karly y la relación conflictuada con Bucky. Así, la atención se concentra en una coreografía de acción maravillosamente desarrollada y los “arañazos” entre los personajes que dan el título a la serie. Por eso, Sam se encuentra asfixiado por la necesidad de comprender a otros, sin comprenderse completamente a sí mismo: ¿Quién puede llegar a ser realmente? ¿Cuál es su lugar en el mundo? ¿Qué lugar le dará la sociedad?

Primera respuesta: Karly

A veces es el enemigo quien ofrece un camino o respuesta. Karly, la cabeza de los Flag Smashers, comparte con Sam su desagrado por la injusticia social. No le falta dinero para pagar sus deudas, conservar su bote o ser discriminada por su piel. Su problema es más grande y sus respuestas más radicales. Ella misma asume el suero del súper soldado como una mochila pesada, que se irá incrementando con sangre en sus propias manos. Si bien Sam encuentra en ella una misma sed de justicia, puede diferenciarse de la muchacha en un accionar justo y sin perjucio para el resto. Por eso, dialogar, discutir y combatir a Karly se convierte en una plataforma para comprenderse un poco más a sí mismo.

Productor de 'The Falcon and the Winter Soldier' asegura que un personaje regresará más adelante 42bc63b0aafed2840afaed93331b64bf35e3c924
Isaiah Bradley

Segunda respuesta: Isaiah Bradley

El único superviviente de los experimentos del súper soldado es una víctima del sistema. Es el personaje que comparte el mismo color de piel que Sam y el temor de vivir en la absoluta marginalidad y el resentimiento. Falcon sabía que ser negro en un país con discriminación lo obligaba a mantener un perfil bajo, ser arrestado por estar en el lugar inadecuado para el criterio de los policías locales o acabar en prisión por reclamar sus derechos. Aun con todo, decide rebelarse ante esa amenaza. Por eso, encuentra urgente y necesario vestir un manto lo suficientemente grande como para no acabar como “El Halcón Negro” (como lo llamó un niño en el barrio de Bradley), sino vivir como un Capitán América que sea capaz de representar a todas las personas que necesitan y exigen una justicia responsable y transparente.

The Falcon and the Winter Soldier es una serie de acción escrupulosamente desarrollada. Si bien la palabra acción supera la presencia del arco del personaje por la delicadeza del tema, y su asociación con una discriminación discretamente desarrollada o la búsqueda de identidad mediante personajes que tomaron decisiones distintas, es una experiencia visual gratamente rescatable, con un impacto positivo en los viernes que dedicamos a cada nuevo episodio o la maratón de quien todavía está en proceso de verla. Un producto que, fuera de la amplitud de su propuesta, se disfruta saludablemente y da pie para una nueva fase en el universo MCU.


About Author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *