2 de March de 2024

País sin nombre, un poema de Mauro Marino

0

Un poema de Mauro Marino

No perdimos todo. 

Tenemos amor

rodillas exclusivas, primordiales 

y coágulo fiel a su semilla y sus ideas.

La detención del tiempo es una puerta de retorno al mar.

La melodía es un paréntesis de rostros forjados como tatuajes.

La empatía es un regalo que nos dieron para este momento y este canto.

El suelo es una evocación que se bombea sola, innumerable.

No perdimos todo.

Aunque iremos al salón de los recuerdos, nuestra cerviz será perfecta.

Aunque huyamos de este cuadro detenido, nuestro nombre será nuestro papel.

Aunque se va lo que siempre estuvo, el horizonte nos dejará pasar como un torrente. 

No perdimos todo. 

Caminamos con cayado, tirso o báculo 

que ayudó a contar estrellas

a espantar la noche interminable

a dar su poco de alba a la semilla

y escribir con aire, con sangre, con todos tus costados y todos tus escritos 

que mudaron a la arena y cambiaron a su peso.

Caminamos al pie de la historia, quemando al fuego, 

helando al glaciar, sometiendo al que manda matar a tus ojos.

Corrimos con un golpe de sueño, con una canción de sitios descontados 

por falta de aire.

Corrimos para ponerle un nombre a la esperanza 

y comer con ella y que se haga parte de sus propias letras

y que nos ayude 

en suma y por siempre 

a recordar y amar y llamar los nombres de otros.

About Author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *